Wat Pho

Este templo es especialmente conocido por tener en su interior al gran Buda Reclinado que, con sus 46 metros de largo y 15 metros de altura, es la estatua de Buda reclinado más grande de Tailandia.

El Buda Reclinado, totalmente recubierto de pan de oro, resulta más espectacular en vivo y en directo que en cifras e imágenes. Sorprende ver como la estatua encaja casi milimétricamente en el templo en el que se encuentra. Apenas hay sitio para los dos pasillos por donde se le rodea caminando.

En la parte trasera del templo veremos decenas de recipientes y en una mesa cercana encontraremos urnas con monedas. Representa la tradición budista de repartir limosna. Si queremos realizarla, podemos coger una de las urnas e ir echando las monedas en los distintos cuencos.

Recomendamos hacer esta visita en combinación con la del Palacio Real ya que, además de su cercanía, al igual que en los templos del primero, es necesario descalzarse para entrar a ellos.

Dentro del recinto del Wat Pho se encuentra el centro para la enseñanza y conservación de la medicina tailandesa tradicional. Estos cursos también incluyen técnicas de masajes, por lo que si queremos, podremos disfrutar de masajes a precios económicos.

Horario

Todos los días de 8:00 a 18:30 horas.

Precio

100 baht.

Transporte

Barco Chao Praya Express, parada Tha Tian Express.
Se puede coger en Saphan Taksin (Skytrain Silom Line) o en las paradas intermedias.

Lugares próximos

Palacio Real de Bangkok (424 m)
Wat Arun (569 m)
Chinatown (1.8 km)
Casa de Jim Thompson (3.8 km)
MBK (4 km)